viernes, 10 de enero de 2014

PEGAMENTOS: USOS Y PREFERENCIAS

¿Qué pegamento utilizáis y con qué fin? ¿O uno para todo? ¿Lo caro implica calidad? Todas estas preguntas y muchas más me surgieron al empezar a hacer scrap. Generalmente se suele empezar a utilizar uno económico o alguno fácil de encontrar o el que más se nombre en entradas o vídeos relacionados con el scrap.


   Yo empecé utilizando el pegamento de barra, del infantil de siembre cilíndrico con embase rojo (que ya sea de marca o del bazar son siempre rojos y no sé por qué) y pegamento de contacto o “superglu” para las estructuras (alguna carpetilla). Pero el primero no hay manera de que sirva para nada, excepto para pegar papel tipo folio con otro del mismo tipo y si buscas un buen acabado de esquinas y uniones. Y el “superglu” sale muy costoso para lo que yo me proponía hacer, chorreaba y traspasaba; eso sí, el cartón se pegaba… a mis dedos.

   Después empecé a utilizar “glossy accents” o cualquier otro pegamento de pegado fuerte, líquido y transparente, es muy nombrado entre la gente que hace scrap… la verdad es que va genial y si solo queréis usar uno para absolutamente todo es éste. Pero no es muy económico (si mal recuerdo entre 6 y 8 euros depende donde lo compres… compara precios) y si lo usas para todo aunque tiene una buena cantidad al final piensa que en vez de pegar con él de vez en cuando alguien se lo bebe porque cuando te quieres dar cuenta está casi terminado. Un inconveniente es que la boquilla se suele taponar; para destaponarla usar una aguja, para que no se tapone guardarlo boca abajo (no se sale). Eso sí, la boquilla es muy fina y muy fácil utilizarla para ser precisa. Es ideal para pegar adornos de metal, plástico y fijar nudos de cordel, además funciona muy bien para repasar dibujos (letras o dibujos) en papel y hacer un efecto de relieve (deja secar unos quince minutos sin mover).

   Buscando algo más rápido en secado y cómodo para pegar materiales diversos (por ejemplo lazos en papel) empecé a usar la cinta de doble cara. Es parecido a un rollo de celo, pero una vez lo pegas en una superficie tienes que levantar el papel protector y se deja ver la otra cara que también pega, así puedes hacer la unión de dos superficies. Se corta fácilmente con la mano. Las hay de diferente medida de ancho, son útiles las que son muy finitas (para puntillas, cordeles…) y las de tamaño normal tipo celo (para cintas, trabajar con papel). Es cómoda porque no ensucias nada ni te quedas pegada (los papeles a la basura que tienes que tener al lado). No lo utilices para realizar bolsillos en un trabajo, las hojas o tags que entras dentro se suelen quedar pegadas en los laterales interiores del bolsillo.

   Otros pegamentos líquidos, tipo “Aqua Liquid”(….). Tienen dos formas de aplicar, una punta fina y otra ancha. Yo la ancha no la uso porque me pasaría lo mismo que con el “glossy” (desaparece en un visto y no visto). Pegan muy bien, la punta estrecha es bastante precisa, no se atasca. Si tienes a usar mucho pegamento o lo necesitas para cubrir grandes superficies (tipo A4), verás como disminuye a gran velocidad.
   Algo que no es de uso constante pero a tener en cuenta es la cinta de relieve de espuma, almohadillas, zots u otras múltiples formas de llamarlo. Los hay de diferente tamaño (tanto de extensión como de altura), y de diferentes texturas (blancos y transparentes). Se utilizan para realizar 3D en los trabajos. Puedes jugar con diferentes tamaños de almohadillas o simplemente poner unas encima de otras para darle más relieve (así no tienes que gastar dinero en diferentes tamaños). Las transparentes suelen ser redondas o en forma de lágrima y se parecen a gotas de silicona, se usan principalmente en lugares que se puede ver alguna parte de la almohadilla (por ejemplo si quieres pegar una cerradura y tienes que poner la almohadilla donde está la apertura).

   La cola blanca es la que siempre se ha usado de forma más habitual y económica con los trabajos realizados en papel. Las hay de muchísimas marcar, consistencias y precios. No utilicéis una cola demasiado aguada porque los papeles se “apompan”, ni excesivamente densa porque quedan pegotes y el papel levantado. Se extiende con pincel fino, para que no se noten demasiado los brochazos; en grandes superficies puedes utilizar brochas más grandes, esponjitas o rodillos (prefiero la brocha porque me da la impresión que desaprovecho menos producto ya que no tengo que echarlo en ningún contenedor para poder usar el rodillo). Una vez seco es trasparente, por eso también se puede utilizar para rematar trabajos; dándoles una capa en el exterior para que el papel quede brillante y un poco más protegido (hay otro tipo de materiales específicos para esta función, ya hablaremos otro día de ellos).


¿Qué uso yo? La verdad es que casi todo, pero he aprendido ha utilizarlo en la función que más me gusta y me resulta más económica:
  •          Pegamento de barra: en mis trabajos no lo uso, sólo cuando trabajo con mis peques que es más fácil y seguro para ellas.
  •          Superglu: en ocasiones excepcionales, si hay algo que no me pega con mis pegamentos comunes de scrap… echo mano de él.
  •          Cinta doble cara: cuando voy a algún taller suelo llevarla porque es más fácil de usar, limpia y no hay que esperar a que seque (en algunas ocasiones en casa me toca repasar algunos rincones del proyecto final para repegarlo bien). Sí la uso siempre para pegar cintas y telas, no deja mancha en el material y queda bien pegado. La estrechita la compro como material específico de scrap que es de mejor calidad y más resistente, la normal la compro en bazar que es más económica y aunque es de baja calidad me resulta suficiente para el uso que yo le doy.
  •          Glossy: para realizar dibujos con el pegamento en relieve o pegar adornos de plástico y metal.
  •          Aqua: lo uso para trabajar en talleres por su pronto secado, una punta de bastante precisión y rápido de usar. Es más económico que el glossy.
  •          Cinta de relieve y almohadillas: si es en lugares en los que se podría ver la cinta, uso las de tipo lágrima transparente (3mm) y para lo demás tengo un rollo como la cinta de doble cara pero en almohadillada que también la compro en el bazar (2mm) y la puedo cortar fácilmente con la mano y adaptarla a la dimensión que quiero, si necesito que sea más elevado uso dos trozos superpuestos.
  •          Cola blanca: utilizada por mí de forma casi indiscriminada.



   ¿Y tú que usas y para qué lo usas? Así se puede resumir esta entrada. Piensa en qué trabajos de scrap realizas y qué elementos necesitas pegar. En función de eso elige el tipo o tipos de pegamentos que más se adapten a tus necesidades, uso y economía (todo es importante tenerlo en cuenta). Además de mis aportaciones puedes experimentar por tu cuenta y contrastar información… tod@s tenemos nuestras propias experiencias. ¿Cuál es la tuya?